Hasta siempre Walter Taibo Martínez

El pasado 10 de Enero se produjo el fallecimiento del "Gallego" Walter Taibo,  a muy poco de cumplir sus 90 años de vida.
Sin lugar a dudas, Taibo forma parte de la gloriosa historia del Fútbol de nuestro país. Arrojado, valiente, poseedor de una garra muy especial.

Hasta siempre Walter Taibo Martínez

 Al igual que nuestro otro " Gallego", Adrián Berbia, Taibo salió campeón uruguayo en la A, la B y la C.
Fue campeón en la A con ambos grandes: con Nacional en los años 1955, 56 y 57 y con Peñarol en 1966 y 67.
En la Divisional B. obtuvo el título de campeón uruguayo con Wanderers y en la Divisional Intermedia, con Mar de Fondo en 1969.

Pero además, Taibo se coronó campeón de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental con Peñarol en 1966.
Jugó entre Marzo de 1955 y Junio de 1966, 31 encuentros oficiales con la selección uruguaya mayor, participando en ese lapso en tres Campeonatos Sudamericanos y en el Campeonato Mundial de 1966.

Jugó en Bella Vista, Nacional, Huracán de AFA, Wanderers, Sud América, Peñarol, Mar de Fondo, Progreso y Nacional de Carmelo.
Como DT trabajó en Bella Vista, donde debutó en esa tarea, Wanderers, Sud América, River Plate y Cerro.

Pero queremos detenernos y poner énfasis, en el Taibo bellavistense.

De niño, jugó en el Convenio, tradicional equipo del barrio Bella Vista y a los 14 años de edad, pasó al Bella Vista del Mariscal, donde estuvo desde 1945 hasta 1949, defendiendo la valla papal. También jugó en Bella Vista, su hermano, Juan Carlos Taibo, quien a la postre, fuera recordado centro half de Nacional.

De la publicación " Una Historia en Amarillo y Blanco" de Miguel Marrero, editada en el 2005, sabemos que en un partido de la Divisional B del año 1947, se dio con Taibo una situación insólita, que engrosa el anecdotario de nuestra Institución.

El "Ruso" Eduardo González Listur, único Futbolista papal sobreviviente de esa generación y protagonista de ese encuentro, nos confirmó lo sucedido.
Jugaban Danubio y Bella Vista en cancha del primero, en Camino Carrasco y Arrayán, lindando con las fábricas de ladrillos. Qizás, lo que con el paso de los años, supimos conocer nosotros con Parque Hugo Forno.

Los de la franja con un cuadrazo, venían en punta del torneo, campeonato que a la postre terminaron obteniendo. Era el Danubio del famoso triángulo final Maceiras en el arco, y los backs Pedutto y Hugo Bagnulo.
Era el Danubio de Romero y Raúl Bentancor.

El Ruso no recuerda los motivos, pero ese día apareció como entreala derecho en el equipo papal, el Gallego Taibo. Dice el Ruso, que en ese partido, el Gallego le pegó un baile bárbaro a su marcador, el Hugo Bagnulo, quien tuvo que apelar a todas sus " mañas" para poner coto a la actuación del golero devenido en jugador de campo.

Lamentablemente, no tenemos hoy, registros de otros partidos del Gallego en cancha, fuera del arco papal, pero sin dudas, un hecho curioso y único en la rica historia de nuestro Club.

Desarrollo web: Javier Mores - Socio Nº 2169 | Dpto. de Prensa
Sede Social: Av. Agraciada 3100, CP 11800
Telefono: (+598) 2 203 06 15